Comunicado informativo COVID-19 (viernes 20 de marzo)

Divendres, 20 de març de 2020 a les 00:00

Los alcaldes y alcaldesas de la Conca de Ódena insisten que se respete estrictamente el confinamiento de cara al fin de semana.

Las autoridades agradecen el apoyo del Hospital de Bellvitge al Hospital de Igualada, anunciado hoy por el Departamento de Salud.

Este mediodía los Alcaldes de la Conca, por voz del Alcalde de Igualada Marc Castells, han hecho un llamamiento a la ciudadanía para que se sigan respetando las medidas de prevención y confinamiento, justo ahora que llega el fin de semana. Las autoridades agradecen a los vecinos y vecinas que están cumpliendo los requerimientos establecidos por las autoridades sanitarias y por el Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña, y han insistido que todo el mundo se guíe por la información comunicada a través de los canales oficiales.


En la comparecencia diaria para explicar la situación excepcional que vive la Conca de Ódena, el alcalde de Igualada explicó que ayer la situación pasó de ser “grave” a “muy grave”, puesto que al final del día se comprobó, a través de los datos proporcionados por el Departamento de Salud, que el número de víctimas había aumentado considerablemente. En este sentido, Castells advierte que parece que el episodio continuará en esta línea y durante los próximos días seguirá habiendo un goteo constante de víctimas. Es por todo esto que los Alcaldes de la Conca insisten efusivamente en la necesidad de cumplir las indicaciones proporcionadas tanto por las autoridades municipales como por el departamento de Salud y el departamento de Interior: hay que seguir con la disciplina de confinamiento evitando salir a la calle, aplicar una distancia social, evitar cualquier contacto con la gente y cumplir las medidas de higiene.


Los Alcaldes han querido advertir a la ciudadanía que “el virus no hace fin de semana”. El alcalde ha afirmado que “a pesar de que somos una ciudad y un país que no paramos nunca, este fin de semana nos tenemos que mantener aislados para protegernos a nosotros y a nuestro entorno”. Castells también ha explicado que la Conca de Òdena tiene una alta tasa de contagio comparada con el resto del país y que poderla combatir depende del cumplimiento
escrupuloso del confinamiento y de las indicaciones de las autoridades.


En este sentido, para garantizar un fin de semana en el que se respeten las medidas establecidas, los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad han ampliado la contundencia de las sanciones hacia las personas que no cumplan el requerimiento solidario de confinamiento.  

Los consistorios de la zona confinada también han agradecido el anuncio de la consejera Alba Verges respecto al apoyo que dará el Hospital de Bellvitge al Hospital de Igualada, y también han comunicado que esperan ver como se concreta esta ayuda en los próximos días. Del mismo modo, Marc Castells ha enviado un agradecimiento “a las heroínas y héroes que están trabajando en el Hospital de Igualada, que están dando un servicio público ejemplar en condiciones muy complicadas”, y ha insistido en la necesidad de recibir refuerzos de personal como de material tanto para el Hospital de Igualada como para las residencias de gente mayor de la Conca de Ódena que necesitan todo el apoyo.


Por otro lado, el alcalde de Igualada también ha informado que se está trabajando para poder disponer cuanto antes mejor de equipamiento sociosanitario ubicado en el edificio de la antigua Mutua Igualadina y que debía ser, inicialmente, una residencia para personas mayores. Por eso ha enviado un agradecimiento a todas las personas y empresas que están haciendo posible la habilitación de esta equipación de emergencia: tanto la empresa propietaria Healthcare Activos con el señor Jorge Warner al frente, que han facilitado la cesión del espacio, como Agua de Rigat que ofrecerá suministro de agua, y las empresas industriales Enel y Grupo Parera, que proporcionarán el suministro eléctrico.

Se trata de una medida de prevención y las autoridades esperan no tener que hacer uso de este equipamiento: “nosotros somos una administración local al servicio de los ciudadanos, tenemos que prever todos los escenarios posibles con agilidad y eficiencia, y también con la esperanza que no se tengan que cumplir las peores previsiones”.

Desde las autoridades locales  se pide la máxima solidaridad y generosidad a la ciudadanía, para continuar con el comportamiento ejemplar y cumplir lo que indican las autoridades para proteger a toda la comunidad.

 

Información del Departamento de Salud sobre el inicio del brote de COVID-19

La consejera de Salud, Alba Vergés, y el secretario general de Salud Pública, Joan Guix, han explicado en rueda de prensa este viernes que el inicio del brote de COVID-19 en Igualada empezó con dos ramas. Se declaró un clúster familiar de 5 personas a quienes se los diagnostica la dolencia y, posteriormente, el 28 de febrero tuvo lugar una comida con 80 asistentes, muchos de ellos profesionales del Hospital de Igualada. En este sentido, Guix ha manifestado que a la comida  asistió una persona del clúster familiar y por tanto se produjo una contaminación. Por eso hay dos ramas: un grupo de infección dentro del mismo hospital y otro grupo de expansión comunitaria. Las autoridades sanitarias explicaron que "en esta comida se infectó mucha gente y por tanto muchos vectores de transmisión lo han complicado todo".

Darrera actualització: 20.03.2020 | 15:34