Comunicado informativo COVID-19 (jueves 26 de marzo): Los alcaldes y alcaldesas de la Conca de Ódena piden 70.000 tests rápidos para toda la población

Dijous, 26 de març de 2020 a les 00:00

La petición de los consistorios, destinada a determinar el alcance del contagio y a tomar las medidas pertinentes, está apoyada por el epidemiólogo Dr.Trilla y el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Dr. Jaume Padrós.

Los Alcaldes exigen “responsabilidad y celeridad” a las administraciones y aportar “medidas excepcionales por la situación excepcional” de la Conca de Ódena, donde se están registrando datos muy graves de mortalidad y contagios.

El Hospital de Igualada procedió ayer a la primera extubació a un paciente que hasta ahora requería apoyo respiratorio y que se le ha podido retirar gracias a la mejoría en su condición.

Después del anuncio de ayer sobre petición de la Generalitat de endurecer las medidas de confinamiento en la Conca de Ódena y de la respuesta negativa del gobierno central, el alcalde de Igualada, Marc Castells, en representación de los Alcaldes de la Conca, ha hecho un llamamiento a las administraciones superiores y les ha exigido “que actúen con responsabilidad y tomen como ejemplo la responsabilidad y solidaridad de los ciudadanos y ciudadanas de la Conca de Òdena que han cumplido con las medidas y prevenciones desde el primer día”. En este sentido, respecto a las condiciones del confinamiento, Castells ha afirmado que “estamos en la misma situación que hace 15 días, hasta nueva orden”. Según Castells, "esta responsabilidad de las administraciones incluye resolver la situación de los trabajadores y trabajadoras residentes en la Conca de Òdena que no pueden acceder a su centro de trabajo fuera de la zona confinada". Los alcaldes apuntan que “es inadmisible, que después de 15 días de confinamiento todavía no haya respuesta a esta demanda ni ninguna solución para garantizar los derechos laborales de más de 8.000 personas del territorio”. Esta medida se pidió a través de una resolución de la Generalitat de Cataluña y todavía está pendiente de recibir la autorización pertinente por parte del gobierno central. Ante esta situación, los alcaldes de la Conca de Òdena piden celeridad, agilidad y responsabilidad. Los Alcaldes reiteran que “en estos momentos, hacen falta decisiones rápidas, claras y eficientes, y actuaciones coordinadas como las que estamos llevando a cabo desde los ayuntamientos de la Conca, desde donde estamos haciendo y haremos todos los esfuerzos para proteger el bien común y la salud de nuestra ciudadanía”. El alcalde ha exigido al resto de administraciones que hagan lo mismo y trabajen conjuntamente. 

Por otro lado, los Alcaldes de la Conca han recordado que los últimos datos proporcionados por el Departamento de Salud en cuanto a víctimas y contagios en la Conca de Ódena, son de extrema gravedad. En consecuencia, el alcalde de Igualada Marc Castells contactó con el epidemiólogo Dr. Trilla y con el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Dr. Padrós, para consultar las mejores medidas para gestionar la grave situación. Los dos reconocidos doctores han estado de acuerdo con la decisión de los alcaldes y alcaldesas de la Conca, que han pedido por escrito y formalmente a las administraciones 70.000 pruebas rápidas del COVID-19 para determinar el nivel de contagio en el territorio y para poder ser más eficaces en la respuesta, aislar a las personas que sean positivas por contagio y poder contener definitivamente el brote.

Los Alcaldes apuntan que “tal y como ha anunciado la Generalitat, estamos en una zona donde la mortalidad es muy alta, estamos en una situación excepcional y por tanto requerimos medidas excepcionales para poder proteger a la población y garantizar así la remisión de los contagios”. También han enviado un mensaje de prudencia a la ciudadanía y han insistido que se extremen las medidas de prevención, higiene máxima y aislamiento social, para contribuir a la remisión de los contagios. A pesar de la gravedad de la situación, los Alcaldes han querido dar un mensaje de tranquilidad y ha asegurado que desde el primer día del confinamiento, los servicios esenciales de alimentación, farmacias y servicios médicos, funcionan con normalidad y así se prevé que continúen. Además, los alcaldes han querido enviar también un mensaje de esperanza y ha explicado que en el Hospital de Igualada ayer hubo el primer caso de  persona extubada, una persona que había requerido apoyo respiratorio y a la que ayer ya se le pudo retirar por mejoras en su condición. En esta línea, Castells ha afirmado que “la situación es grave pero saldremos de esta” y ha pedido a la ciudadanía que “coja confianza con las administraciones más responsables y próximas, que son las municipales”.

Darrera actualització: 26.03.2020 | 17:44