Comunicado informativo COVID-19 (jueves 19 de marzo)

Dijous, 19 de març de 2020 a les 00:00

Los alcaldes de la Conca de Ódena han pedido al Gobierno catalán un plan de contingencia para las residencias de gente mayor en el marco de la rueda de prensa de seguimiento de la crisis sanitaria del COVID-19 celebrada este mediodía. 

El alcalde de Igualada, Marc Castells, portavoz del resto de Alcaldes de los municipios de la Conca, ha advertido que la situación que se vive actualmente en los municipios es un "espòiler de lo que pasará en Cataluña". Después de cumplir la primera semana de confinamiento total en las localidades de la Conca, "los datos oficiales del departamento de Salud indican que se cumplirán las peores previsiones". Castells ha querido lanzar un "mensaje claro: la situación pasa de grave a muy grave, insisto en que sigamos cumpliendo los protocolos de confinamiento. Es más importante que nunca que todo el mundo sea consciente de la situación a la que estamos sometidos".

Los Alcaldes de la Conca piden "que se mantenga la distancia entre personas, evitar salir a la calle y extremar la higiene de las manos". Así mismo, reitera el agradecimiento a la población "que está cumpliendo el confinamiento, a todos los igualadins y habitantes de la Conca de Ódena". Pero también ha querido hacer una advertencia y condenar "los comportamientos insolidarios". Marc Castells ha explicado las acciones e intervenciones de la Policía Local en los dos últimos días, pidiendo más civismo y responsabilidad a la ciudadanía. 

En la misma rueda de prensa, los Alcaldes de la Conca han pedido al Gobierno catalán un plan de contingencia para las residencias de gente mayor, tanto públicas como privadas o concertadas, "un plan único que nos ayude a contener el que puede ser un foco de personas vulnerables". Además, otro de los requisitos que piden desde los ayuntamientos es que "la mayoría de llamadas que recibamos los ayuntamientos, las oficinas de atención al ciudadano y ahora también en los CAP's es sobre la tramitación de las bajas de todas las personas que están en tierra de nadie, gente confinada en unos momentos en los que que no están con incapacidades laboral temporal, porque no son casos positivos de coronavirus y no están aislados por haber sido positivo. Pedimos que tanto desde la Consellería de Treball como también desde la Secretaría de Estado de la Seguridad Social nos den instrucciones claras".

Los ayuntamientos de la Conca y los grupos municipales han consensuado medidas de contención económica:

1. Reducir proporcionalmente en los días de cierre forzoso las tasas que afecten a todas aquellas actividades privadas en aplicación del decreto del Gobierno español. Esto implica la tasa por gestión de residuos comerciales que afecta a bares y terrazas; la tasa de ocupación de vía pública, que también afecta estos negocios; y la tasa de mercadillos.

2. Un plan de choque a proveedores. Reducción de plazos de pagos a los proveedores y generar una dinámica de activación económica en la base que los ayuntamientos son dinamizadores económicos.

3. La suspensión temporal de las cuotas de servicios municipales no prestados durante el estado de alarma: espacios cívicos, escuelas de música, escuelas de arte, etc. 

Sobre la denuncia de que había 4.000 mascarillas bloqueadas en Madrid, destinadas al Hospital de Igualada, el Alcalde de Igualada Marc Castells ha afirmado que "hoy al atardecer o mañana llegarán las mascarillas", pero el alcalde ha querido recordar que "estas 4.000 nos durarán una semana. Por eso pedimos que todas las necesidades de material que se reclame desde las instituciones sanitarias y las residencias de gente mayor, sean atendidas".

El alcalde Marc Castells ha comparecido en rueda de prensa esta mañana con la presencia virtual de los alcaldes y alcaldesas de Òdena, Santa Margarida de Montbui, Vilanova del Camí, Jorba, Castellolí y la Pobla de Claramunt.

Darrera actualització: 19.03.2020 | 15:56