Comunicado informativo COVID-19 (lunes 23 de marzo): La Generalitat ya tiene a punto la resolución para resolver la situación de los trabajadores y autónomos que no se pueden desplazar al lugar de trabajo por el confinamiento

Dilluns, 23 de març de 2020 a les 17:10

La medida entrará en vigor cuando lo apruebe el Gobierno central y se aplicaría a los trabajadores que tienen el domicilio en Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui o Òdena y estén obligados a acudir en el centro de trabajo y no puedan hacerlo por el confinamiento.

Los alcaldes y alcaldesas de la Conca agradecen que desde la Generalitat de Cataluña se haya dado respuesta a una demanda hecha desde el primer día de confinamiento.

Hoy a las 12 del mediodía, los cuerpos de seguridad y de emergencias han llevado a cabo un merecidísimo homenaje al personal del Hospital de Igualada y también a los profesionales de atención Primaria. El alcalde de Igualada, Marc Castells, en representación de los alcaldes de la Conca de Ódena, les ha querido enviar un agradecimiento por la iniciativa y ha afirmado que “desde los consistorios de la Conca de Òdena nos adherimos y hacemos extensivo este reconocimiento también al personal de asistencia primaria, unos profesionales que también están sufriendo muchísimo y trabajando muchísimo”.

La comparecencia  que diariamente ofrecen los alcaldes y alcaldesas de la Conca para dar cuenta sobre la situación de emergencia sanitaria que estamos viviendo, hoy ha tratado sobre una serie de medidas que ya se aplican o que se empezarán a aplicar inmediatamente. Estas medidas tienen que contribuir a hacer más soportable la situación en la población en general y muy especialmente en la población más vulnerable.

En primer lugar, el alcalde de Igualada, como portavoz de los Alcaldes de la Conca, ha informado de que el gobierno de la Generalitat tiene a punto una resolución para la adopción de medidas que permitan considerar la situación de confinamiento como situación asimilada a un accidente de trabajo exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social. La medida se aplicaría a los trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia que tienen su domicilio en Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui o Òdena y que, en las circunstancias actuales de estado de alarma estén obligados a acudir en su centro de trabajo y no puedan hacerlo. 


Se trata de una medida reclamada con insistencia por los alcaldes y alcaldesas de la Conca de Òdena desde que empezó el confinamiento. En este sentido, la resolución, firmada con fecha 22 de marzo por la consejera Alba Vergés y el consejero Miquel Buch, establece que los trabajadores por cuenta propia y ajena confinados en la Conca que no pueden acudir a trabajar a sus lugares de trabajo fuera de la zona tendrán baja reconocida desde el pasado día 12.

La resolución explica que la finalidad del confinamiento es la protección de la salud pública y que esta situación, vigente desde el día 12, se tiene que considerar como el supuesto que determina el derecho a la baja. Según ha informado Castells, la Generalitat espera la autorización del Gobierno Central para poder publicar esta medida en el DOGC para hacerla efectiva y que entre en vigor.

En este sentido, los alcaldes de la Conca esperan "que esta autorización llegue en breve y se pueda resolver una cuestión que los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca hemos pedido desde el primer día de confinamiento”. Del mismo modo, han querido enviar un agradecimiento a la consejera Vergés y al consejero Miquel Buch por dar respuesta a esta demanda de la Conca.  

En cuanto al ámbito del cumplimiento de las medidas de seguridad, Castells ha explicado que la Policía Local de Igualada ha desplegado 30 DEC (dispositivos estáticos de control) dirigidos a personas y vehículos en numerosas vías. El objetivo es comprobar que no se incumplen las restricciones establecidas por el Estado de Alarma. Como resultado, se han parado centenares de vehículos y se ha interrogado a centenares de conductores sobre los motivos de sus desplazamiento. Además, se han identificado vía SIP a unas 32 personas, se han revisado varios vehículos y se han levantado 12 actas por incumplimiento de las restricciones.  

Por su parte, Enric Morist, coordinador de la Cruz Roja Cataluña, ha explicado el estado de la aplicación las medidas sociales impulsadas por los cuatro ayuntamientos de la zona confinada.

En primer lugar, se ha asegurado la distribución de butano a los hogares de familias más vulnerables de la Conca. Esto es posible gracias a una gestión realizada por parte del Ayuntamiento de Igualada con el distribuidor de butano (Dibutaser). Este, se ha comprometido a hacer reparto a domicilio a personas o familias que se encuentran confinadas por temas de salud, por su situación de riesgo, y no tienen red social ni familiar en la Conca. El servicio se puede pedir a través de los ayuntamientos o directamente en Cruz Roja, que hace la gestión de las demandas con la empresa proveedora.  

Por otro lado, se ha garantizado el funcionamiento de los Bancos de Alimentos en los cuatro municipios a través de una logística y operativa de apertura de recursos coordinada por la Cruz Roja, que se ampliaría en caso de detección de nuevas necesidades. Morist ha pedido que se respeten los horarios establecidos, así como las medidas de prevención de contagio como por ejemplo el mantenimiento de distancias de seguridad. En este sentido, solo un miembro de la unidad familiar podrá ir a hacer la recogida de alimentos.

En cuanto a las tarjetas monedero de los niños con beca comedor, estas se reparten desde cada ayuntamiento, se pueden usar en cualquier establecimiento alimentario y tienen como objetivo suplir la comida diaria que tenían asegurado estos alumnos en sus escuelas. Cada ayuntamiento coordinará la distribución de tarjetas con las familias correspondientes. 

Finalmente, en cuanto a la prestación de servicios esenciales, actualmente, y dada la situación de excepcionalidad, desde cada ayuntamiento se están prestando a domicilio solo aquellos que se consideran estrictamente imprescindibles por su situación de vulnerabilidad social y de salud. También se han incrementado el volumen de comidas a domicilio para usuarios que asistían a los centros de días y ahora han quedado confinados en los domicilios y no tienen ninguna posibilidad de apoyo personal o familiar.

En cuanto a otras demandas de acompañamiento, Morist ha explicado que muchas no se pueden gestionar dada la limitación de recursos disponibles que ahora se destinan a situaciones muy vulnerables. Del mismo modo, el coordinador de la Cruz Roja ha pedido paciencia y ha afirmado que “No dejaremos a nadie solo en esta emergencia”. Morist también ha querido enviar un agradecimiento tanto al personal sanitario como a todo aquel personal del ámbito social que, según ha explicado “está trabajando incansablemente para hacer posible la gestión y aplicación de todas las medidas que acabamos  de explicar y que son fruto del esfuerzo conjunto y la coordinación de los cuatro ayuntamientos y de las entidades que  colaboran”.

Darrera actualització: 23.03.2020 | 17:15